Boletín Diciembre 2017

Gente Ambiente y Territorio Inicio / Boletín / 2017 / Diciembre / Contenido
Tierras

Denuncian atropellos en lotes del Chaco, con aval de fiscal

Imagen del post © Abc. Abogados de compatriotas denunciaron a hijo de ministro de la corte; indican que pretende hacerse de tierras en Mcal. Estigarribia, Boquerón, a través de un prestanombre y con el concurso del fiscal Alan Schaerer.

Representantes legales de compatriotas que ocupan desde hace años lotes fiscales en el Chaco, Deparetamento de Boquerón, denuncian atropellos que se están dando con supuesto aval del fiscal Édgar Alan Shaerer. Según los datos, el objetivo final sería que el hijo del ministro de la Corte Sindulfo Blanco acceda a tierras públicas, vía prestanombre.

Los abogados Gabriel Zayas y José Prieto llegaron esta semana a nuestra redacción para denunciar procedimientos considerados irregulares, por parte del fiscal Schaerer y que afectan a sus mandantes. Según lo explicado, creen que Ariel Blanco, hijo del ministro de la Corte Sindulfo Blanco, quiere hacerse de tierras fiscales en el Chaco, vía prestanombre, un hombre llamado Roberto Gómez Martínez, que presentó solicitud al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) y que no tendría condiciones económicas para desarrollar actividades en el sitio. Gómez realizó, en supuesta connivencia con Schaerer, algunas maniobras jurídicas y quien aparece oficialmente como su abogado es precisamente Ariel Blanco.

DENUNCIAN QUE SE PRETENDEN TIERRAS YA OCUPADAS. Concretamente, pretenden tierras que ya están ocupadas en Teniente Américo Picco, distrito de Mariscal Estigarribia (Boquerón). Por un lado, el lote 102 de 4.000 Ha que pertenece a la solicitud de Basilio Ariel Kadikalo, expediente del año 2008 en Indert, y el lote 103 de similar superficie, solicitado por Pelayo Mereles en expediente de 2013. 

De acuerdo con los documentos entregados por los abogados Zayas y Prieto, el aparente prestanombre radicó una denuncia por “coacción” y “coacción grave” contra el poseedor del lote 102, Kadikalo, y el fiscal Alan Schaerer, sin investigación previa, se constituyó en el lote, amenazó al personal del sitio con llevarlos presos y logró que estos se retiren, según dijeron.

DESALOJO DISFRAZADO E INCREIBLE CELERIDAD FISCAL.  Otro aspecto llamativo es que la denuncia se envió vía fax y no hizo falta que el denunciante se ratifique. Además, el fiscal, “con una celeridad increíble” solicitó allanamiento y realizó en la práctica desalojo, disfrazado de un hecho punible. En el sitio, “realizó su acta con una total falta de objetividad, ya que parece más un acta de constitución hecho por un juez que el acta de un procedimiento fiscal”, dijeron. 

Consecuencia del procedimiento es también que “desaparecieron” 30 vacunos del lote, según los datos, ya que documentos oficiales del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) indican que Kadicalo tenía animales, que después ya no se encontraron. El aparente robo de animales constató el dueño del ganado al denunciar su caso ante la Comisión Nacional de Lucha contra el Abigeato, el Rollotráfico y Delitos Conexos (Conalcart). 

Los abogados del afectado explicaron que temen que ocurra algo similar con el lote 103, que linda con el 102, ya que también es pretendido por el aparente prestanombre de Blanco. Agregaron que no es la primera vez que se le atribuye a Schaerer una intervención irregular, que no se ajusta a derecho.

Finalmente, anunciaron que prevén denunciar por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, asociación criminal al supuesto prestanombre, el señor Gómez, pues este solo tiene a su nombre una moto y un auto pequeño y no tiene forma de justificar sus supuestos ingresos. Otro hecho considerado sumamente grave es que el hijo del ministro de la Corte “funge de ministro del Interior en el Chaco”, al ordenar a policías que se queden dentro de inmuebles. 

ABC Color intentó conversar el fin de semana con el fiscal Schaerer, pero este no respondió nuestras llamadas y mensajes enviados vía whatsapp a su celular, con terminación 013 (aunque estos fueron leídos). Tampoco pudimos comunicarnos con Ariel Blanco, pero estamos abiertos a escuchar su versión y publicarla.

MODUS OPERANDI.  En el Chaco se denuncia constantemente que el modus operandi para obtener tierras es atropellar lotes en connivencia con la Fiscalía. En la práctica, agentes hacen desalojos para que terceros ingresen a tierras fiscales. En ese momento, el Indert se constituye y sale a favor del recién ingresante. Sobre este caso denunciado por los abogados, consultamos el fin de semana a Carlos Soler, interventor de la Dirección de la Región Occidental del Indert, y éste prometió brindar datos.

Fuente: Diario ABC Color

Indert confirma anomalías en expediente de tierras del Chaco

12/12/2017. El Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) confirmó ayer que en un expediente sobre lotes del Chaco se produjo la extraña intervención del Ministerio Público en favor de uno de los hijos del ministro de la Corte Sindulfo Blanco. Se trata del abogado Ariel Blanco, quien aparentemente quiere adjudicarse tierras fiscales ocupadas por terceros.

ABC publicó ayer la denuncia de los abogados Marcelo Zayas y José Prieto acerca de que Ariel Blanco estaría pretendiendo tierras de la zona conocida como Teniente Américo Picco, en el distrito de Mariscal Estigarribia (Boquerón). Son los lotes 102 y 103 que pertenecen, respectivamente, a las solicitudes de Basilio Kadíkalo y Pelayo Mereles, quienes ocupan dichas fracciones desde hace años y tienen mejoras introducidas.

Según la denuncia recibida por nuestro diario, el hijo del ministro de la Corte solicitó al Indert dichas tierras a través de un prestanombre, llamado Roberto Gómez Martínez, quien se presenta ante el instituto rural como solicitante de los lotes 102 y 103, con patrocinio del abogado Blanco. Incluso, el fiscal del Chaco Édgar Alan Schaerer llegó a hacer en la práctica un “desalojo disfrazado” para tratar de desocupar las tierras en cuestión, según los datos.

Ayer el interventor de la dirección de la Región Occidental del Indert, Carlos Soler, brindó más detalles a ABC sobre este expediente. Reconoció que “hay cuestiones que llaman mucho la atención” en los documentos de este caso. Primero, efectivamente, en el año 2013 se produjo una intervención de la Fiscalía en los lotes 102 y 103, por supuesto “delito ambiental” atribuido a Kadíkalo y en el acta de procedimiento escribieron que esos lotes son “propiedad del abogado Ariel Blanco y el arquitecto Jorge Willis”. Sin embargo, el hijo del ministro de la Corte no tiene ninguna solicitud oficial a su nombre en el ente agrario.

“Según el inicio de esta investigación, que el fiscal comunica al juez penal de garantías, el supuesto propietario es Blanco. Pero el abogado Blanco no tiene ningún lote solicitado oficialmente”, reiteró Soler.

Otro punto que le llamó la atención, según añadió, es que el solicitante fue Roberto Gómez, pero este pidió el lote 103 en un principio y, tras una verificación del lugar, cambió su solicitud al lote 102, que en los documentos del Indert figura como una finca ocupada por Basilio Kadíkalo. Consultado por qué el instituto no ha adjudicado estos lotes a los ocupantes reales, Soler respondió que el caso debe resolverse primero en el área judicial y que luego el ente enviará una comitiva para verificar la ocupación y mejoras en las tierras.

Para el abogado Gabriel Zayas, en la institución se están “lavando las manos”, pues, independientemente a los procesos judiciales, las tierras en disputa son del Estado y es el Indert el que debe expedirse para evitar mayores conflictos. ABC intentó de nuevo ayer hablar con el fiscal Alan Schaerer, pero no respondió nuestros mensajes y llamadas a su celular con terminación 013. Tampoco pudimos dar con Ariel Blanco.

Fuente: Diario ABC Color