Boletín Febrero 2017

Gente Ambiente y Territorio Inicio / Boletín / 2017 / Febrero / Contenido
Perspectivas

Falta de lluvias estivales preocupa a chaqueños

Imagen del post © Abc. En el año 2011 la sequía provocó una gran mortandad de ganado en todo el Chaco (Foto de Archivo).

FUERTE OLIMPO, Dpto. de Alto Paraguay (Carlos Almirón, corresponsal). Todo hace suponer que el 2017 sería un año de sequía en el Alto Paraguay, debido a la falta de grandes lluvias que por lo general suelen sucederse entre los meses de noviembre, diciembre y enero.

El promedio de lluvia anual en la región es de 1.300 mm, y en los primeros meses del año se suceden casi el 50% de esta marca, sin embargo hasta la fecha las lluvias caídas no superan los 180 mm.

El sector de la ganadería ve con preocupación la posible llegada de este fenómeno, que de producirse podría afectar sobremanera a la producción considerada puntal de la economía en la zona con un hato de casi 2 millones de cabezas de ganado vacuno.

La falta de agua podría producir la mortandad de cientos de animales tanto vacunos, como los silvestres que componen la rica variedad de fauna de los montes chaqueños.

Según marcas de años anteriores entre los meses de noviembre, diciembre y enero el promedio de lluvias suelen superar los 600 mm, sin embargo hasta la fecha aún no se pasan los 200 mm de lluvias registradas.

GANADERÍA AFECTADA.  Los pequeños ganaderos son los más afectados cuando se producen fenómenos de la sequía, ya que debido a la falta de inversiones mayores carecen de grandes tajamares, por lo que son los primeros en sentir la falta del vital líquido.

Los grandes ganaderos suelen aguantar más este fenómeno, ya que poseen grandes reservorios de agua, aun así la falta de lluvias reseca los campos pastoriles imposibilitando el rebrote de pastos que puedan alimentar a los animales.

Aunque la falta de lluvias permite que los precarios caminos se encuentran operativos, posibilitando el tránsito diario de vehículos en especial los transportadores de ganados y los ómnibus que llegan a las comunidades lejanas desde la capital del país.

Para todo este mes de febrero, según meteorología, no se anuncia la posibilidad de que se produzcan grandes lluvias en esta región chaqueña, por lo que con la llegada de la temporada otoñal en el mes de marzo, de producirse precipitaciones ya serán leves.

En el 2011 se tuvo el último periodo de sequía en la región, lo cual fue catastrófico y significó la muerte de más de 10.000 animales vacunos, y por supuesto también de animales silvestres ante la falta de agua o por los incendios de campos, propios que se dan en dicha época.

Fuente: Diario ABC Color