Boletín Febrero 2017

Gente Ambiente y Territorio Inicio / Boletín / 2017 / Febrero / Contenido
Pueblos Indígenas - Manjui

Comunidad Wonta Santa Rosa: piden recontratar a médico

Imagen del post © Abc. Dr. Raúl Morel, quien prestaba servicio en la USF de La Patria, cuyo contrato no fue renovado.

MARISCAL ESTIGARRIBIA, Boquerón (Marvin Duerksen, corresponsal). Los líderes de la comunidad Wonta Santa Rosa, Carlino Álvarez y César Pérez lanzaron ayer un comunicado en el que expresan disconformidad por la descontratación del doctor Raúl Morel mediante una cuestionada decisión del Ministerio de Salud. Aseguran que el médico atendía a los indígenas de la etnia Manjui desde la Unidad de Salud Familiar.

El Ministerio de Salud no renovó el contrato del doctor Raúl Morel, que se encargaba de una Unidad de Salud Familiar (USF) en La Patria. Su desvinculación habría sido en represalia por una denuncia que realizó en julio del año 2015 sobre la situación de abandono en la que sobrevivían los ancianos enfermos en una comunidad Wonta Santa Rosa de la etnia Manjui.

El doctor Morel, recibido en Cuba, prestaba servicios de consultas, urgencias y emergencias médicas a miles de pobladores y comunidades de La Patria, ubicada a 120 km al norte de esta ciudad.

La comunidad Wonta Santa Rosa se encuentra a unos 240 km al noroeste de Filadelfia y a 60 km al sur de Infante Rivarola, distrito de Mariscal Estigarribia, donde viven 115 familias Manjui. Los líderes, Carlino Álvarez y César Pérez, señalan que Morel no solo cumplía sus tareas como médico, sino que también realizaba trabajo social en favor de los indígenas de la zona.

Solicitan a las autoridades del Ministerio de Salud Pública que el médico sea reincorporado como responsable de la USF de La Patria “porque nos sentimos conformes con su trabajo y dedicación para las comunidades”.

“Deseamos el respeto de nuestra opinión porque somos nosotros quienes sabemos el excelente trabajo del Dr. Raúl Morel en las comunidades”, concluye el texto de los aborígenes.

“BAJA CALIFICACIÓN”.  (Corresponsal). El profesional comentó que el miércoles 8 de febrero se enteró de su desvinculación al preguntar por su salario de enero, porque no se le había depositado. Dijo que la destitución sería supuestamente por no ajustarse a las normas vigentes de trabajo; una de ellas es la de no firmar las planillas de asistencia.

Morel afirmó que le parece curioso el tema, teniendo en cuenta que vivía prácticamente en la Unidad de Salud Familiar (USF) para prestar asistencia las 24 horas del día. Calificó su desvinculación de “absurda”, “injusta” y sin ningún argumento médico.

Mencionó que llamativamente, en diciembre último, también descontrataron a la enfermera que lo acompañó, en 2015, a una de las visitas que realizó a la comunidad Wonta Santa Rosa, donde encontraron ancianos enfermos y con hambre. Decidieron dar a conocer a la opinión pública la situación presentada, lo que generó molestia de las autoridades sanitarias e incluso el hecho casi le costó el cargo en aquel entonces. No le echaron porque había mucha presión ciudadana.

En una gacetilla de prensa, el Ministerio de Salud indica que Morel fue desvinculado atendiendo que la calificación en la evaluación de desempeño, no llegó al mínimo requerido, que es nota 3. Aduce que el médico fue notificado debidamente de su baja calificación y que incluso firmó de conformidad el referido documento que obra en la Dirección General de Recursos Humanos.

Entre los ítems con baja puntuación figuran que su asistencia es insuficiente, marca su salida antes del horario establecido o en su defecto no marca entrada o salida.

Fuente: Diario ABC Color