Boletín Setiembre 2017

Gente Ambiente y Territorio Inicio / Boletín / 2017 / Setiembre / Contenido
Pueblos Indígenas - Maká

Los Maká exigen al Indert titulación de tierras ubicadas en Villa Hayes

Imagen del post © Abc. Los Maká, asentados en Mariano Roque Alonso, cercana a Asunción, reivindican sus tierras en Villa Hayes, Chaco.

Por Roque González Vera. Andrés Chemei, líder maká reivindica derechos otorgados por un decreto de 1942 que entregó a este pueblo chaqueño tierras en Villa Hayes, Chaco. El Estatuto de Comunidades Indígenas reconoce derecho al espacio vital.

Andrés Chemei, reclama al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) la entrega de los títulos de los inmuebles que pertenecen a la comunidad pero que aún carece de documentación. En 1942 el Estado paraguayo entregó al pueblo maká casi 400 hectáreas de tierra en Villa Hayes, en las inmediaciones de Chaco’i.

En aquel entonces, esas tierras no tenían mayor valor; en realidad, hasta hace 5 años atrás seguían en las mismas condiciones. Las tierras se encuentran localizadas a orillas del río Paraguay, frente a Puerto Botánico, en el sector con mayor tráfico de la hidrovía.

FIRMA E. REMMELE SA PERDIO DEMANDA EN TODAS LAS INSTANCIAS.  Si las tierras de los maká antes no valían nada, por eso se les entregó; hoy día tienen un gran valor y esto explica los intentos de usurpación. Un ejemplo de despojo es el juicio que el Indert mantiene con la firma Enrique Remmele SACI; la firma perdió la demanda en todas las instancias, pero sigue en posesión de la tierra de los Maká en Villa Hayes.

REIVINDICA TIERRAS.  Don Andrés reclama al Indert la titulación de sus tierras. “La falta de documentos permitió el despojo de buena parte de las 400 hectáreas que nos entregaron en 1942”, dijo. Agregó que “los inmuebles se encuentran en Chaco’i, una zona cortada por riachos naturales que forman parte del esteral del río Paraguay”.

Describió la siguiente situación: “Se instalaron empresas y comenzaron a rellenar el esteral. El resultado es que nuestras tierras fueron inundadas por la construcción de muros”. Dijo además “las tierras que estamos reclamando servirán para que nuestros jóvenes puedan trabajar en diversas actividades relacionadas con el río”.

En este momento, los maká están tramitando el expediente Nº 789 ante el Indert en procura de asegurar tierras que no sean inundables. Reclaman 120 hectáreas de tierras fiscales como parte del espacio vital de la comunidad, luego de haber perdido casi 400 hectáreas por despojo y usurpación.

Apenas 120 hectáreas marcan así la diferencia entre condenar al pueblo Maká a la miseria o darles la oportunidad de trabajar en condiciones de mayor dignidad. La alternativa de que sigan viviendo de la artesanía es lo mismo que dejar sin futuro a jóvenes que sobreviven hacinados en Mariano Roque Alonso. El pueblo maká tiene derechos inalienables sobre esas tierras; son suyas. Ahora corresponde titular.

Fuente: Diario ABC Color

 

El Indert ganó un juicio en favor del pueblo maká

21/09/2017.  Por Roque González Vera. El Indert ganó un juicio en favor del pueblo maká. El litigio judicial involucra a la firma Enrique Remmele SACI. A lo largo del proceso se demostró que la empresa utilizó un título de propiedad falso buscando despojar a los maká de su tierra. La Corte Suprema de Justicia rechazó la acción de Enrique Remmele que pretendía anular resoluciones del Indert otorgando “en mejor derecho” tierras a los maká, a orillas del río Paraguay, en Villa Hayes

El Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) mantiene un litigio judicial con la firma Enrique Remmele SACI.La empresa intenta despojar al pueblo maká de sus tierras ubicadas en Villa Hayes, a orillas del río Paraguay. Las tierras fueron otorgadas por el Indert a la comunidad pero el inmueble también es pretendido por la empresa de referencia.

Remmele SACI llegó a poner vigilantes armados en el inmueble para evitar que los maká tomen posesión de las tierras entregadas por el instituto agrario.

Interín mantenía la posesión por la fuerza, la firma presentó un título de propiedad alegando derechos sobre el inmueble ubicado sobre el río Paraguay. El documento, supuestamente expedido por Antonio Angeloni, resultó ser falso, según demostró el Indert.

El caso se inició al presentar Enrique Remmele una demanda contra la resolución del Indert N° 588 del 20 de febrero de 2013.

El documento declara “con mejor derecho a la comunidad maká con referencia a lote fiscal de 18 hectáreas”. El Abog. Pedro Alvarenga, del Indert, logró demostrar que la escritura presentada por la empresa era “de falsedad absoluta”.

Dos sentencias, Nº 518 del 26 de octubre de 2015 y Nº 18 del 8 de febrero de 2016 ratificaron que la tierra entregada por el Indert pertenece a los maká. El caso llegó inclusive a la Corte Suprema de Justicia cuyos ministros rechazaron la acción de la empresa.

Enrique Remmele alquila la ribera del río a firmas multinacionales, para resguardo de barcazas; esto explicaría la usurpación de tierras a los maká. En este momento, el juez Gustavo Martínez, de Villa Hayes, estudia una acción de nulidad presentada contra el título de propiedad falso de Enrique Remmele, que sigue en posesión de tierra ajena.

Fuente: Diario ABC Color