Boletín Enero 2018

Gente Ambiente y Territorio Inicio / Boletín / 2018 / Enero / Contenido
Alerta

La zona del río Pilcomayo se debate entre la sequía y la inundación

Imagen del post © Abc. Río Pilcomayo, Chaco. La infografía identifica las zonas de crecida de las aguas y de situación de sequía, respectivamente.

FORTÍN CABALLERO, Presidente Hayes (Juan Jara, enviado especial). Pobladores de la zona del Pilcomayo del Chaco paraguayo soportan dos situaciones extremas, que son la inundación y la sequía. Mientras las zonas de Pozo Hondo, Pedro P. Peña y Fortín Gral. Díaz, son amenazadas por el desborde del río, en Fortín Caballero, Teniente Esteban Martínez y otros, la falta de agua causa preocupación.

EN ZONAS DEL ALTO  Y MEDIO CHACO ESTÁN EN ALERTA POR LA CRECIDA. Los pobladores de las comunidades chaqueñas circundantes del cauce del río Pilcomayo están preocupados por el importante nivel que registran las aguas. Habitantes de zonas como General Díaz, Pozo Hondo y Pedro P. Peña, en lo que se puede denominar como Alto y Medio Chaco paraguayo lanzaron mensajes de alerta sobre esa situación.

PARADÓJICAMENTE EN EL BAJO CHACO YA EXISTE SEQUÍA. Paradójicamente, mientras estas comunidades temen una eventual inundación, en otras localidades como Fortín Caballero y Tte. Esteban Martínez, que sería el Bajo Chaco, ya existe sequía.

En un sobrevuelo realizado con miembros de la Asociación Rural del Paraguay-Regional Tte. Esteban Martínez y algunas autoridades de la zona, se pudo observar el panorama de una parte de la cuenca del Pilcomayo. En algunos sectores, efectivamente, la gran cantidad de agua es evidente y más todavía en los alrededores de la comunidad indígena Cacique Sapo y General Díaz, donde existe un total de 40 familias asentadas.

Sin embargo, este importante caudal solamente llega hasta sectores identificados como parte de las estancias Sombrero Hovy y Lutor. En las propiedades empieza el inconveniente del tránsito de las aguas del Pilcomayo.

AGUA NO LLEGA. En algunos sectores de General Díaz, la sequía ya es pronunciada debido a que el caudal del Pilcomayo no llega por estar obstruido por barreras naturales (troncos y ramas) y puentes colmatados que funcionan como diques o represas. Según dijo el intendente municipal de Esteban Martínez, Juan Carlos Martínez (PLRA), en los fortines Caballero, Rojas Silva y otros, la escasez de agua es un grave problema porque los tajamares comunitarios se están secando.

El jefe comunal expresó que es comprensible que los pobladores de algunas comunidades tengan temor de que se registre una inundación grande como la registrada a inicios del año pasado, generando 15.000 familias damnificadas. No están dadas las condiciones, según indicó.

Aseguró que la actual riada del Pilcomayo no representa amenaza para General Díaz, pero si hay lluvias podrían destruir los caminos y contribuir para que varios sectores queden anegados.

SOBRE DECLARACIÓN DE EMERGENCIA.  Manuel Cardozo, integrante de la Asociación Rural del Paraguay-Regional Teniente Esteban Martínez, expresó que es preferible que sea declarada emergencia por sequía antes que por inundaciones en la zona.

Sostuvo que por el momento político no es recomendable, pues parecería que algunos sectores políticos solo querrían sacar ventajas. Indicó que la concentración de una gran cantidad de agua en algunos sectores es un fenómeno cíclico que presenta el Pilcomayo. “Con la sequía es más fácil de comprobar en qué se utilizan los recursos económicos, que en las inversiones para combatir inundaciones”, señaló.

Fuente: Diario ABC Color