Boletín Enero 2018

Gente Ambiente y Territorio Inicio / Boletín / 2018 / Enero / Contenido
Tierras

Grupo ligado a ex senador González Daher robó ganado ratifican y señalan que se favorece a firma Agroosa

Imagen del post © Abc. La familia Garcete denuncia despojo de su ganado vacuno e involucra a grupo de González Daher encabezado por la escribana Nélida Chávez y la abogada Beatriz Chávez, esposa y hermana del ex senador, respectivamente.

FUERTE OLIMPO, Alto Paraguay. (Carlos Almirón, corresponsal).  Alicia Garcete, quien denunció el despojo de 45.000 hectáreas por el grupo encabezado por la escribana Nélida Chávez y su hermana la abogada Beatriz Chávez, esposa y cuñada de González Daher, respectivamente, dijo que buscan recuperar 2.000 vacunos registrados en Senacsa y robados en el 2016.

La denunciante dijo que debido al poder de los mafiosos, entre los que responsabilizó al destituido senador Oscar González Daher, perdieron parte de las 45.000 hectáreas que su padre Críspulo Ramón Garcete ocupó desde 1962. Sin embargo, la lucha continúa para poder recuperar los 2.000 animales vacunos que pertenecen a su familia y que no ven desde el año 2016, cuando fueron desalojados de la zona.

BEATRIZ CHAVEZ, CUÑADA DEL EX SENADOR ALEGA SER PROPIETARIA DE LAS TIERRAS. Garcete sostuvo que recibieron un documento de parte de la abogada Beatriz Chávez, cuñada del exsenador y representante de la firma, quien alega ser propietaria de las tierras en conflicto.

SE FAVORECE A GANADERA AGROOSA. Acto seguido, dijo que les solicita que firmen un acuerdo por el cual desisten de todo reclamo de las tierras "como un pacto para poder recuperar parte de nuestro ganado". El documento consta de varias cláusulas, favoreciendo todas ellas a la firma Agroganadera Occidental (Agroosa) que representa la abogada. Según uno de los puntos, se procederá a la recolección de los animales entre baqueanos de la zona y representantes de la empresa y deberán ser vendidos a la firma Agroosa. De la recolección de animales no podrán participar la denunciante Alicia Garcete, tampoco su marido y ninguno de sus hermanos que también poseen ganado en dicho lugar.

Para la firma de este acuerdo, la familia Garcete –afectada por el desalojo y robo de su ganado–deberá reconocer que la firma Agroosa es la “legítima propietaria” de las tierras en conflicto y por supuesto renunciar a toda acción judicial en contra de la citada firma. “Por supuesto que nos negamos a la firma de este documento ilegal y parcial, pero, sin embargo, sirve para testimoniar que nuestros animales vacunos continúan en poder de este grupo”, expresó Alicia. "Por de pronto, con todo este tema de filtración de audios, parece que un juez procederá a interceder a nuestro favor para poder recuperar nuestro ganado", expresó.

Las 45.000 hectáreas están a unos 120 km de este distrito hacia el centro del Chaco. En ese lugar vivían unas ocho familias que ocupaban fracciones de la tierra. Una de ellas es la familia Garcete, que había iniciado demanda judicial de usucapión por las 12.000 hectáreas que su padre ocupaba desde hace más de 50 años.

Fuente: Diario ABC Color

Despojos

22/01/2018. Por Carlos Almirón. La denuncia realizada por Alicia Garcete, pobladora del Alto Paraguay, pone una vez más ante la luz pública la existencia de una rosca mafiosa que maneja desde hace décadas el desgastado Poder Judicial y los órganos auxiliares de nuestro país. La mujer afirmó que fue despojada de 12.000 hectáreas de tierras y el robo de unos 2.000 vacunos registrados en el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) por grupos poderosos ligados al destituido senador Óscar González Daher (colorado cartista).

En el lugar del conflicto, a unos 120 km del centro urbano de Fuerte Olimpo, vivían desde hace 50 años ocho familias dedicadas a la actividad ganadera, cada una de ellas ocupaba una fracción determinada.  La familia de Alicia Garcete, encabezada por su padre don Críspulo Ramón, ocupó unas 12.000 hectáreas desde 1962. En dicha fracción, totalmente cercada y con varias mejoras como construcción de tajamares y potreros, llegaron a tener unas 2.000 cabezas de ganado con marcas diferentes pertenecientes a cada uno de los integrantes de la familia. Hasta 2011 nadie molestaba a estas familias asentadas en pleno monte chaqueño.

Ese año comienza el calvario cuando aparecen supuestos dueños de las tierras y piden a los ocupantes abandonar el lugar. La escribana Nélida Chaves (esposa del senador destituido y actual candidato para el mismo cargo) y su hermana la abogada Beatriz Chaves se encargaron de fraguar las documentaciones para apropiarse de las tierras.

Los Garcete iniciaron una demanda judicial de usucapión de las 12.000 hectáreas, las demás familias intentaron una acción similar, pero por falta de dinero abandonaron la lucha y fueron sacados a la fuerza sin tener adónde ir ni a quién recurrir. La familia de Alicia buscó seguir las reglas de la justicia con la esperanza de que les favoreciera atendiendo que legalmente estaban en su derecho. El pedido de usucapión lo ganaron en primera instancia, pero lo perdieron en segunda y tercera instancia donde ya se podía ver la mano poderosa del ahora exparlamentario González Daher.

Esta familia no solo perdió la posibilidad de quedarse con las tierras, sino que también fue obligada por orden de la jueza de Capiatá que estaba interinando en Concepción, Lilian Ruiz Díaz, a abandonar su ganado, unos 2.000 animales, según el registro del Senacsa.

Desde el 2016 desconocen qué pasó con dichos animales, ya que tienen prohibido acercarse al lugar del conflicto. Como una estrategia de amedrentamiento los integrantes de la familia permanecieron unos días recluidos en un calabozo de la Comisaría de Loma Plata a pedido del fiscal de Concepción, Celso Morales, y luego la jueza Ruiz Díaz les impuso una serie de medidas para evitar la pena carcelaria.

Es cierto que no poseen documentos de las tierras donde vivieron por más de medio siglo y ya se resignaron a perderla, pero el ganado sí les pertenece legítimamente, por lo que esperan que algún juez honesto e independiente se anime a emitir una orden judicial para que la familia pueda recuperar sus animales.

Fuente: Diario ABC Color