Noticias del GAT

Gente Ambiente y Territorio Inicio / Noticias del GAT

Amnistía entrega 1.200 firmas al INDI para proteger a Ayoreo

EFE. La organización Amnistía Internacional (AI) en Paraguay entregó este miércoles al presidente del Instituto Nacional del Indígena, Jorge Servín, un total de 1.200 firmas para pedir la protección de tierras de los ayoreo totobiegosode, etnia a la que pertenece el último grupo indígena aislado fuera de la Amazonía.

 

Rosalía Vega, directora ejecutiva de AI en Paraguay, dijo que a estas firmas registradas en Paraguay se suman otros miles de adhesiones a nivel internacional.

 

Añadió que Amnistía Internacional considera como "prioritario" que el Estado paraguayo "asuma un compromiso para frenar la deforestación" que afecta a la zona en la que viven los ayoreo totobiegosode.

 

Reclamaron además que "se acelere la tramitación de la titulación de las tierras" en favor de los indígenas.

 

La organización solicitó también que se ejecuten las mediciones de estos territorios para establecer sus lindes.

 

AI también pidió que la Fiscalía paraguaya investigue la supuesta invasión de tierras de los ayoreo denunciada por los indígenas en octubre.

 

Junto con la organización Gente Ambiente y Territorio (GAT), Amnistía prevé entrevistarse el jueves con el Fiscal General del Estado, Javier Díaz Verón, para hacerle entrega de las firmas y exponer sus peticiones.

 

Este miércoles estaba previsto que representantes de la Fiscalía se trasladaran al terreno de los ayoreo para certificar las denuncias de la presunta invasión del territorio por parte de la empresa ganadera Itapoti S.A.

 

Finalmente los miembros del Ministerio Público no se desplazaron a la zona objeto de las denuncias, ubicada en el departamento de Alto Paraguay.

 

Alegaron que los caminos estaban intransitables, según dijo a Efe Julio Duarte, de la ONG Gente, Ambiente y Territorio (GAT).

 

La comunidad indígena descubrió en octubre a empleados de Itapoti instalando varios kilómetros de postes y cercas para apropiarse de unas 15.000 hectáreas de la reserva, según la denuncia que presentaron entonces ante la Fiscalía.

 

La denuncia fue efectuada por un grupo de los ayoreo totobiegosode que vive fuera del aislamiento desde hace años y que se encarga de controlar el territorio para evitar los continuos intentos de depredar sus bosques por parte de extraños.

 

Los totobiegosode llevan años alertando a las autoridades de que distintos empresarios envían empleados a su territorio para talar los bosques de los que depende su supervivencia, sin que se hayan tomado medidas hasta ahora.

 

Este pueblo indígena recalca que la deforestación no solo pone en peligro el ecosistema único del Chaco Boreal, sino la supervivencia de sus familiares, que rehusaron salir del bosque.

 

Fuente: Diario Última Hora