Noticias del GAT

Gente Ambiente y Territorio Inicio / Noticias del GAT

Paraguay inicia negociación para restituir territorio a indígenas aislados

Imagen del post

Los ayoreo totobiegosode, algunos de cuyos miembros se encuentran en aislamiento voluntario, y sus representantes jurídicos iniciaron una negociación con el Gobierno paraguayo para la restitución de sus territorios.

Las conversaciones comenzaron en el marco del 160 período de audiencias públicas convocado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que tuvo lugar el 9 y 10 de diciembre en Panamá, explicó hoy a Efe el abogado de GAT, Juan Bautista Rivarola.

En este contexto, los ayoreo totobiegosode y miembros del GAT acordaron con el Gobierno paraguayo iniciar una negociación para lograr un acuerdo amistoso que permita la restitución a los indígenas de su territorio, ubicado en el Chaco paraguayo y actualmente ocupado por varias empresas ganaderas.

En el acta de entendimiento se estableció un plazo máximo de un año  para lograr un acuerdo que garantice que las tierras ahora ocupadas sean devueltas a los indígenas, que pueda frenarse la deforestación en el área cercana a su territorio, y que se creen corredores biológicos que garanticen la seguridad de los nativos, afirmó Rivarola.

Los miembros del pueblo ayoreo totobiegosode que viven en Paraguay sin contacto con la sociedad que les rodea constituyen el último pueblo indígena aislado de América fuera de la Amazonía.

Las tierras que reclaman están dentro del territorio ancestral del pueblo ayoreo totobiegosode, que comprende un total de 550.000 hectáreas y que en 2001 fue reconocido como Patrimonio Natural y Cultural de este pueblo indígena por parte del Estado, que se comprometió así a protegerlo.

Esta protección no impidió que varias empresas de capital extranjero, como la brasileña Yaguareté Porá o Carlos Casado S.A. (filial de la constructora española Grupo San José), ocuparan el territorio y destruyeran las zonas boscosas para instalar explotaciones ganaderas, según Rivarola.

Rivarola recordó que las actividades "de alto impacto" de las empresas ganaderas suponen un "peligro de contacto forzoso" de los indígenas aislados, como sucedió por última vez en 2004, cuando varios ayoreo fueron contactados como resultado de la deforestación en la zona.

Añadió que la presencia de las empresas vulnera también las medidas cautelares dictadas por la CIDH el pasado mes de febrero para evitar la deforestación en la zona e impedir el ingreso de terceros que pongan en riesgo a los indígenas. Además, viola el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que obliga a la consulta previa, libre e informada a los nativos sobre los proyectos que puedan afectarles, según Rivarola.

El abogado aseguró que, si el Gobierno paraguayo no provee una solución satisfactoria en el plazo máximo de un año, continuará el proceso iniciado en la CIDH para la restitución del territorio. Agregó que Paraguay acumula ya tres sentencias dictadas en su contra por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por violación de derechos de pueblos indígenas.

Desde hace más de 20 años, los indígenas ayoreo solicitan que les devuelvan su territorio ancestral, y hasta la fecha han logrado la restitución legal y protección de los bosques de 120.000 hectáreas ubicadas en el Chaco paraguayo.

Esta región, que integra la Reserva de la Biosfera del Gran Chaco Suramericano, protegida por la Unesco, sufre la tasa de deforestación más alta del mundo, con más de 1,3 millones de hectáreas taladas entre 2010 y 2014, según la organización ambientalista Guyra Paraguay.

Fuente: noticias.terra.com.ar